ABOGADO de FAMILIA

Ricardo Cañizares

Calle de Toledo, 8 Madrid
Tel.: 913 65 93 04

Desde 1991, trabajamos
por el éxito de cada uno
de nuestros clientes

Novedades Legislativas: Derecho de Familia

Impugnación de Paternidad

Comienzo del Cómputo del plazo de Impugnación

Se plantea la caducidad de la acción de impugnación de la filiación matrimonial paterna, en aplicación de la doctrina que interpreta el art. 136 del Código Civil para evitar la indefensión del marido, que descubre fuera de plazo, sin mediar negligencia o reconocimiento implícito previo, la irrealidad de su paternidad.

El Juzgado y la Audiencia niegan el recurso al apreciar que el padre dejó pasar más del año desde que tuvo sospechas serias de que el hijo no era suyo.

El Tribunal Supremo desestima el recurso con cita de la doctrina anterior en la que se hacía mención a que la investigación de la paternidad tiene dos elementos esenciales: la protección del hijo pero también la paternidad como proyección de la persona.

Pero, esta sentencia insiste y matiza que en el ejercicio de la investigación de la paternidad "no puede configurarse, a su vez, como una proyección de un derecho subjetivo en sentido estricto" y alude a la protección de otros valores constitucionales, y en particular la defensa de la seguridad jurídica representada en la estabilidad del estado civil de hijo y de la certeza que el matrimonio dota a la filiación.

Esto supone, dice la Sentencia, que la posibilidad de la investigación de la paternidad mediante su impugnación no puede dejarse a la libre discrecionalidad del marido, ni tampoco el principio de prueba, como indicios serios y razonables al respecto, puede reconducirse a la prueba de la paternidad misma, esto es, al conocimiento alcanzado por el marido basado exclusivamente en el principio de verdad biológica.

En suma, concluye que la exigencia de una conducta activa y diligente en el marco de cognoscibilidad del marido constituye un presupuesto ineludible en la determinación del comienzo del cómputo del plazo de caducidad que debe proyectarse en el principio de prueba como presupuesto, a su vez, del ejercicio de la acción.

En definitiva, no basta que el marido sospeche o se entere de que no es el padre, sino que ha de hacer lo necesario para llegar a ese conocimiento cuando los hechos son los que son; y como paradigma hace referencia a la prescripción extintiva, que hace referencia a "desde que pudieron ejercitarse", de suerte que el cómputo para su ejercicio no deba ser otro que el momento en que el titular afectado tuvo conocimiento de la lesión o debió tenerlo por exigencia de una diligencia básica o por hechos claros o serios al respecto.

Tribunal Supremo, Sala Civil, Sentencia 2-12-2013, Ponente Francisco Javier Orduña Moreno

COMPARTIR

Compartir esta página con Facebook

⇐ Volver a la lista de Novedades Legislativas

Subir ↑

G+ LinkedIn English Version