ABOGADO de FAMILIA

Ricardo Cañizares

Calle de Toledo, 8 Madrid
Tel.: 913 65 93 04

Desde 1991, trabajamos
por el éxito de cada uno
de nuestros clientes

Novedades Legislativas: Derecho de Familia

Audiencia de Menores

Derecho del Menor a ser oído

LA AUDIENCIA DEL MENOR NO ES UNA PRUEBA: SE REQUIERE UN MÉTODO PSICOLÓGICO SIN PREGUNTAS DIRECTAS; HAY QUE SABER LO QUE LE INTERESA AL MENOR, AUNQUE CONTRADIGA SU VOLUNTAD; SE DEBE TENER EN CUENTA LA MADUREZ Y LA EDAD DEL MENOR; MOTIVACIÓN DE LA RESPUESTA

ANTECEDENTES:

La abuela, que ha tenido una estrecha relación con sus nietos menores, solicita a raíz del fallecimiento de su hija que se fije a su favor un amplio régimen de comunicación con ellos, similar al que venía manteniendo. Extensión a la que el padre se opone.

El Juzgado establece un régimen que la abuela considera muy inferior al que venía teniendo antes de fallecer su hija.

Y deniega que los menores fueran oídos.

La Audiencia Provincial tampoco admite la audiencia del menor, argumentando que lo que se discute es la amplitud del régimen y no el derecho de comunicación, ya que solo se trata de una readaptación familiar tras el fallecimiento de la madre, sin que exista una sustitución de la madre por la abuela.

Respecto a la petición de ampliarlo a favor de una tía, la Audiencia Provincial resuelve que cuando existen pluralidad de parientes se fijan las visitas conjuntamente.

En suma, lo que se plantea en el recurso es, en primer lugar, si procede la audiencia del menor; y en su caso la extensión del régimen.

LOS ABUELOS Y EL MENOR.- Debe tenerse en cuenta que existe un cuerpo de doctrina consolidado:

- que la relación de los nietos con los abuelos es enriquecedora.

- que puede suspenderse o limitarse en base a particularidades y al interés del menor (Ex: animadversión de nieto a abuelo).

EL DERECHO A SER OÍDO:

- procede cuando el menor la edad y madurez del menor hagan presumir que tiene suficiente juicio y, en todo caso, los mayores de 12 años.

- si el juez o tribunal deciden deniegan practicar la audición, en aras al interés del menor, será preciso que lo resuelva de forma motivada.

- no se trata de una prueba, la exploración del menor es para indagar sobre su interés, para su debida protección. Su interés no necesariamente ha de coincidir con su voluntad, debiendo valorar el juez su madurez y si sus deseos son propios del capricho o de influencias externas.

- por falta de madurez o de ponerse en riesgo el interés del menor es posible que se deniegue su exploración.

- hay que evitar que la audiencia directa del menor le produzca no le produzca un perjuicio peor que el que se pretende conjurar.

- es preciso no confundir la negativa a la exploración con la falta de método psicológico a la hora de llevarla a cabo, pues lo que será perjudicial para el menor en tal supuesto no será su exploración, sino si ésta se hace con preguntas directas que le creen un conflicto de lealtades, con consecuencias emocionales desfavorables.

EN EL CASO.- Se estima el recurso porque se ha confundido la exploración del menor con un simple medio de prueba, de forma que motiva su inadmisión como si fuese esto último y no como lo que verdaderamente es, según se ha expuesto.

Cierto que, por estar admitido, no es necesario probar la estrecha relación entre abuela y nieto, ni tampoco que el progenitor del menor no se opone a ella, pero, sin embargo, no es ese el objeto del debate. Es un enfrentamiento sobre la extensión que deben tener los contactos y estancias entre abuela y nieto, y procede la exploración del menor, preservando su intimidad y sin crearle conflictos de lealtades, para decidir sobre sí, en interés del menor, cabe reducir, o no la relación personal entre abuela y nieto respecto a la que venían manteniendo.

ABOGADO FAMILIA: Tribunal Supremo Sentencia 15-1-2018

COMPARTIR

Compartir esta página con Facebook

⇐ Volver a la lista de Novedades Legislativas

Subir ↑

G+ LinkedIn English Version