ABOGADO de FAMILIA

Ricardo Cañizares

Calle de Toledo, 8 Madrid
Tel.: 913 65 93 04

Desde 1991, trabajamos
por el éxito de cada uno
de nuestros clientes

Novedades Legislativas: Derecho de Familia

Sucesiones

Derecho Internacional. Ley aplicable, voluntad del causante: causante fallecido antes de la vigencia del reglamento, professio iuris; voluntad del causante, unidad y universalidad de la herencia y reenvío

El presente caso, en virtud del reenvío previsto en el art. 12.2 CC, es de aplicación a toda la sucesión la ley española, con la que además la sucesión guarda una conexión más estrecha que con la derivada de la nacionalidad del causante, dado que el mismo residía en España, donde falleció, y donde se encuentran los bienes del caudal hereditario y las personas llamadas a la sucesión.

ANTECEDENTES:
Se plantea un conflicto de normas de derecho internacional en materia de sucesiones, y de determinar la eficacia de la voluntad del causante, nacional inglés, o el reenvío derivado del art. 12.2 CC.
Cuando fallece el causante no es aplicable el Reglamento (UE) n.º 650/2012.
Tanto el Juzgado como la Audiencia Provincial han aceptado el reenvío, y el hijo del causante pretende que se aplique, mediante la técnica del reenvío, la ley española con el fin de que se le reconozca la legítima en la sucesión de su padre.
El Tribunal Supremo le da la razón y le declara legitimario.
Para ello, tiene en cuenta:
- Que cuando fallece el causante no es aplicable dicho Reglamento.
- Que el Reglamento 650/2012 entró en vigor el 17 de agosto de 2012 (art. 84), y sus normas solo de aplicarán a la sucesión de las personas fallecidas el 17 de agosto de 2015 o después de esa fecha (art. 83.1).
- Que tampoco son aplicables al caso las disposiciones transitorias del Reglamento 650/2012 que, de una parte, admiten la validez de elecciones de ley aplicable realizadas antes de la aplicación del Reglamento ( art. 83.2) y, de otra, establecen que si una disposición "mortis causa" se realiza antes del 17 de agosto de 2015 con arreglo a la ley que el causante podría haber elegido de conformidad con el Reglamento se considera que dicha ley ha sido elegida como ley aplicable a la sucesión (art. 83.4). Para la aplicación de estas transitorias, es preciso que el fallecimiento tenga lugar después del 17 de agosto de 2015 (art. 84).
- Es aplicable la doctrina jurisprudencial sobre reenvío en el ámbito sucesorio elaborada en la aplicación de los arts. 9.8 y 12.2 CC.
REENVÍO Y FRACCIONAMIENTO LEGAL DE LA SUCESIÓN.
El Tribunal Supremo ha admitido la doctrina del reenvío cuando por ser y estar todos los bienes inmuebles en España no se producía un "fraccionamiento legal de la sucesión", que iría contra el art. 9.8 CC ("la sucesión por causa de muerte se regirá por la ley nacional del causante en el momento de su fallecimiento, cualesquiera que sean la naturaleza de los bienes y el país donde se encuentren") que exige que la ley que regule la sucesión sea una sola ley.
En aplicación de esta doctrina no se admitió el reenvío parcial a la ley española determinados supuestos que la sentencia cita.
Y tampoco se ha aceptado el reenvío a la ley española por lo que se refiere a los inmuebles en España cuando se acepta la voluntad del causante, acorde con su derecho nacional, de mantener a efectos sucesorios su domicilio en Inglaterra, donde mantenía cuentas financieras y no había perdido su arraigo, y ello determinaba la aplicación de la ley inglesa a los bienes muebles de modo que el reenvío solo hubiera conducido a la ley española para el inmueble en España, provocando un fraccionamiento legal de la sucesión.
En el caso, procede aplicar la doctrina del Tribunal Supremo elaborada en torno a los arts. 12.2 y 98 CC y la estimación del recurso, porque es pacífico que el único inmueble propiedad del causante está situado en territorio español, que el último domicilio del causante se encontraba en España según consta en el testamento (por lo que la norma de conflicto remite también para la sucesión de los bienes muebles al Derecho español). En consecuencia, en el presente caso, en virtud del reenvío previsto en el art. 12.2 CC, es de aplicación a toda la sucesión la ley española, con la que además la sucesión guarda una conexión más estrecha que con la derivada de la nacionalidad del causante, dado que el mismo residía en España, donde falleció, y donde se encuentran los bienes del caudal hereditario y las personas llamadas a la sucesión.
Al no entenderlo así, la sentencia recurrida es contraria a la interpretación jurisprudencial de los arts. 9.8 y 12.2 y debe ser casada.
Al asumir la instancia, procede estimar la demanda y declarar que el demandante es legitimario en la sucesión de su padre D. Isaac y que procede que se reduzca la institución de heredero a que se refiere el testamento otorgado por D. Isaac en la parte que perjudique la legítima del demandante.

ABOGADO SUCESIONES: Tribunal Supremo, Sentencia 15-1-2019

COMPARTIR

Compartir esta página con Facebook

⇐ Volver a la lista de Novedades Legislativas

Subir ↑

G+ LinkedIn English Version