ABOGADO de FAMILIA

Ricardo Cañizares

Calle de Toledo, 8 Madrid
Tel.: 913 65 93 04

Desde 1991, trabajamos
por el éxito de cada uno
de nuestros clientes

Novedades Legislativas: Derecho de Familia

UNIONES DE HECHO

LIQUIDACION DE BIENES; DERECHO DE CREDITO; PERTENENCIA DEL BIEN SEGUN TITULO

Sentencia que confirma, que cuando una pareja de hecho adquiere un bien inmueble en común, proindiviso y por iguales partes, lo que prevalece es el título sobre las reales aportaciones económicas de cada uno. Este es el criterIo que ya mantenía la TS. de 14-5-2004.

Sin embargo, ello no empece a que, previa compensación de las deudas recíprocas por aportaciones o disposiciones, se acredite un saldo que justifique un derecho de crédito a favor de uno de ambos convivientes

(...)

1º La sentencia recurrida no ha alterado la titularidad existente sobre el inmueble que tuvo la condición de vivienda familiar, sino que la mantiene expresamente y admite la petición subsidiaria del demandado/reconviniente en el sentido que en el caso de mantenerse la distribución actual de las cuotas, se reconociera que ello ha generado un crédito a su favor por haber aportado mayores bienes para la adquisición de dicha vivienda. No se trata, por tanto, de que se haya alterado un pretendido pacto sobre igualdad de cuotas, porque claramente Dª Candelaria sigue siendo propietaria de la mitad del inmueble adquirido.

2º Estas mismas razones impiden admitir la aplicación de la doctrina de los actos propios y apreciar la vulneración del art. 7.1 CC. Repetimos que Dª Candelaria ostenta una cuota correspondiente a la mitad del bien en cuestión.

3º No es posible aplicar la doctrina de la sentencia citada como infringida. En la sentencia de 14 mayo 2004 se partía de un supuesto de hecho semejante, cual es que "durante el período de convivencia, se adquiere un bien por mitad pro indiviso de los dos -la vivienda común- y, tras la ruptura, uno de ellos pretende que se declare su exclusiva propiedad", lo que había sido aceptado por la sentencia de la Audiencia Provincial, que fue casada por la de la Sala 1ª, con el argumento que "El mantenimiento durante toda la convivencia, de la cotitularidad dominical de los dos convivientes sobre su vivienda, adquirida por mitad y pro indiviso, implica que la petición por uno de ellos de que es de su exclusiva propiedad por haberla pagado desconociendo la colaboración y la aportación de ella, la infracción de la doctrina de los actos propios, por lo que prospera también el motivo tercero". Pero este no es el supuesto del recurso que nos ocupa al mantenerse por parte de la sentencia ahora recurrida la titularidad por mitad del bien adquirido por los convivientes.

En definitiva, se ha probado que el inmueble se adquirió por mitades indivisas y que uno de los partícipes, el Sr. Adrian , había realizado aportaciones superiores a las de la otra partícipe, la recurrente. Lo que no se ha probado es que D. Adrian hubiera donado a Dª Candelaria el mayor valor que aportó, por lo que se generó un crédito en el que Dª Candelaria resulta deudora. Y ello ocurre precisamente, debe repetirse para evitar interpretaciones interesadas o erróneas, porque la recurrente es propietaria de dicha mitad.

Tribunal Supremo, Sala 1ª, Sentencia 7-2-2011

COMPARTIR

Compartir esta página con Facebook

⇐ Volver a la lista de Novedades Legislativas

Subir ↑

G+ LinkedIn English Version