ABOGADO de FAMILIA

Ricardo Cañizares

Calle de Toledo, 8 Madrid
Tel.: 913 65 93 04

Desde 1991, trabajamos
por el éxito de cada uno
de nuestros clientes

Novedades Legislativas: Derecho de Familia

Custodia compartida

Criterios para su concesión. No se trata de una medida excepcional

Nuevamente se plantea el Tribunal Supremo la cuestión sobre la custodia compartida.
La Sala estima el recurso, pero mantiene la denegación de la custodia compartida, por razones distintas a las que la Sala de instancia.

El Tribunal Supremo expresa:
- que en el sistema del Código Civil (existen otros) no puede concederse la custodia compartida si no la solicita al menos uno de ambos progenitores.
- que la continuidad del cumplimiento de los deberes de los padres hacia sus hijos, con el consiguiente mantenimiento de la potestad conjunta, resulta sin duda la mejor solución para el menor por cuanto le permite seguir relacionándose del modo más razonable con cada uno de sus progenitores, siempre que ello no sea perjudicial para el hijo, desde la idea de que no se trata de una medida excepcional, sino que al contrario, debe considerarse la más normal, porque permite que sea efectivo el derecho que los hijos tienen a mantener dicha relación.
- que quien alega el cambio de esa continuidad es quien tiene a su cargo la prueba.
- que contra la custodia compartida no valen argumentos que son precisamente virtudes.

DOTRINA LEGAL:
La interpretación de los artículos 92, 5, 6 y 7 CC debe estar fundada en el interés de los menores que van a quedar afectados por la medida que se deba tomar, que se acordará cuando concurran criterios tales como la práctica anterior de los progenitores en sus relaciones con el menor y sus aptitudes personales; los deseos manifestados por los menores competentes; el número de hijos; el cumplimiento por parte de los progenitores de sus deberes en relación con los hijos y el respeto mutuo en sus relaciones personales; el resultado de los informes exigidos legalmente, y, en definitiva, cualquier otro que permita a los menores una vida adecuada, aunque en la práctica pueda ser más compleja que la que se lleva a cabo cuando los progenitores conviven.
Señalando que la redacción del artículo 92 no permite concluir que se trate de una medida excepcional, sino que al contrario, habrá de considerarse normal e incluso deseable, porque permite que sea efectivo el derecho que los hijos tienen a relacionarse con ambos progenitores, aun en situaciones de crisis, siempre que ello sea posible y en tanto en cuanto lo sea.

Tras lo anterior, será preciso aclarar qué se entiende por "continuidad", porque cuando cesa la convivencia el reparto de roles es lo primero que necesariamente se ve afectado, tanto en el plano económico como en el de las relaciones personales.

Tribunal Supremo, Sala Civil, STS 29-4-2013, Ponente Antonio Seijas Quintana

COMPARTIR

Compartir esta página con Facebook

⇐ Volver a la lista de Novedades Legislativas

Subir ↑

G+ LinkedIn English Version